Los Obispos Auxiliares de Yucatán

A lo largo de su historia, la Iglesia particular de Yucatán –cuyos orígenes se remontan a 1519 con la fundación del Obispado Carolense o de Santa María de los Remedios— ha sido gobernada por muchos ilustres pastores que con especial celo y caridad han guiado a esta porción del Pueblo de Dios en su peregrinar hacia la patria eterna.

Los obispos diocesanos, sucesores de los Apóstoles, reciben por medio de la consagración el sacerdocio de Cristo en plenitud, y cumplen con el oficio de regir, enseñar y santificar a los fieles encomendados a su especial cuidado pastoral; en esta tarea, los obispos son asistidos por los presbíteros y diáconos. Sin embargo, cuando las necesidades pastorales de una diócesis lo requieren, el Derecho Canónico aconseja el nombramiento de uno o varios obispos auxiliares o, si así parece más oportuno a la Santa Sede, de un obispo coadjutor.

El obispo auxiliar o el coadjutor asiste al obispo diocesano en el gobierno episcopal y hace sus veces cuando éste se encuentre ausente o impedido. Por la naturaleza de su oficio, el auxiliar ocupa el cargo de vicario general y en todo debe ejercer sus funciones en perfecta armonía y concordancia con el diocesano.

En diversos momentos y cuando las circunstancias así lo han requerido, la Diócesis de Yucatán ha contado con esta clase particular de obispos cuya designación ha sido, desde luego, motivo de alegría y una manifestación del constante amor de Dios hacia su Iglesia.

A continuación, se presenta una breve semblanza de estos pastores:

El Ilmo. Sr. D. Crescencio Carrillo y Ancona, connotado yucateco nacido en 1837 en la ciudad de Izamal, ha sido el primero y hasta ahora el único en ser nombrado obispo coadjutor de Yucatán. El entonces canónigo Carrillo, fue preconizado por el papa León XIII como obispo titular de Lero (isla del mar Egeo) y constituido coadjutor de Yucatán, con derecho de futura sucesión, el 27 de marzo de 1884. Recibió la consagración episcopal en la Colegiata de Nuestra Señora de Guadalupe de México y tomó posesión como obispo propietario tres años después, el 15 de febrero de 1887, por fallecimiento del Ilmo. Sr. D. Leandro Rodríguez de la Gala.

El Excmo. Sr. D. Manuel Castro Ruiz, nació en la ciudad de Morelia, Michoacán, en 1918; realizó estudios en el Colegio Pío Latino de Roma y en el Seminario Palafoxiano de Puebla; fue ordenado sacerdote en la Catedral de Morelia el 19 de julio de 1943. Ocupando el cargo de rector del Seminario de su ciudad natal, fue preconizado como obispo auxiliar de Yucatán y titular de Cincari el 31 de julio de 1965. Recibió la consagración episcopal el 27 de diciembre del mismo año en la Catedral de Mérida de manos del Excmo. Sr. D. Fernando Ruiz Solórzano. Al morir éste, el 16 de mayo de 1969, el Cabildo Metropolitano en Sede Vacante lo eligió vicario capitular y ecónomo administrador del arzobispado; fue preconizado como III Arzobispo de Yucatán el 20 de septiembre de 1969 y tomó posesión de la diócesis el 10 de diciembre del mismo año.

El Ilmo. Sr. D. Domingo Herrera Castillo, obispo titular de Gegi y auxiliar del arzobispo de Yucatán, Dr. D. Manuel Castro Ruiz, nació en Acanceh, Yucatán, el 15 de mayo de 1916. Fue ordenado de sacerdote el 21 de diciembre de 1940 en la S. I. Catedral de Mérida, y consagrado obispo en la misma ciudad el 25 de abril de 1978. A lo largo de su fructífera vida sacerdotal desempeñó los cargos de vicario cooperador, párroco, profesor, prefecto y ecónomo del Seminario Conciliar, canónigo de la Catedral de Mérida, secretario de la Sagrada Mitra y vicario general. Falleció el 24 de junio de 1981.

El 24 de abril de 2004, S. S. Juan Pablo II designó dos obispos auxiliares para la Arquidiócesis de Yucatán. Se trata de los Ilmos. Srs. D. Ramón Castro Castro y D. Rafael Palma Capetillo. Ambos recibieron la consagración episcopal en Mérida el 3 de junio del mismo año. En 2006, Mons. Castro fue designado como obispo de la vecina diócesis de Campeche y actualmente es obispo Cuernavaca. Por su parte, Mons. Palma Capetillo, ejerce hoy en día el oficio de obispo auxiliar de la diócesis de Xalapa, en el estado de Veracruz. Los retratos al óleo de estos obispos auxiliares se conservan, como testimonios de la historia eclesiástica de Yucatán, en la Sacristía de la S. I. Catedral de esta ciudad.

Finalmente, el 27 de mayo de 2017 se escribe una nueva página en la historia de esta Arquidiócesis ya que el Papa Francisco ha nombrado al Pbro. Lic. Pedro Sergio de Jesús Mena Díaz como obispo auxiliar de Yucatán. El padre Mena Díaz ha ocupado diversos cargos en la diócesis y hasta ahora se desempeñaba como párroco del Santuario de Ntra. Sra. de Guadalupe, en el barrio de San Cristóbal en Mérida y como Vicario Episcopal para el Clero. ¡Enhorabuena por esta nueva encomienda al servicio de la Iglesia Yucatanense!

 

Ángel Gutiérrez Romero
Historiador

Descargar (DOCX, 216KB)